We use, we bake and we eat cookies. By browsing our site you agree to our use of cookies. Okay! Learn more

¿Qué tipos de vitrocerámica hay?

¿Qué tipos de vitrocerámica hay? - Cocinas Quivir

Nos preguntan a menudo por los tipos de vitrocerámica que existen cuando nuestros clientes se acercan a Quivir Cocinas para que les ayudemos con el diseño y selección de la cocina que desean montar.

Y es que realmente cuando hablamos de vitrocerámica en multitud de ocasiones viene a nuestra mente la imagen de un tipo de ellas, pero lo normal es desconocer que existen otros formatos que sería bueno contemplar antes de decidirnos por uno u otro en esa cocina nueva o en la que pretendemos reformar o actualizar.

Te ayudaremos a ello a través de la información que hoy compartimos sobre este tema.

Conozcamos los tipos de vitrocerámica del mercado para disfrutar de una cocina a nuestro gusto.

Pasamos muchas horas de nuestra vida en la cocina, ya sea limpiando, comiendo, hasta de charla con la familia y amigos pues en multitud de ocasiones este espacio se convierte en punto de encuentro, pero en realidad, la gran mayoría del tiempo lo empleamos en cocinar y preparar platos pues esto hemos de hacerlo diariamente.

Es por ello que es bueno conocer los tipos de vitrocerámica que hay a nuestra disposición para decantarnos por aquel que se adapte mejor a nuestro estilo de cocinar, el tiempo que le dediquemos o nuestras costumbres culinarias.

Cuando utilizamos el término vitrocerámica lo hacemos para referirnos a un electrodoméstico de forma cuadrada o rectangular que mediante unas resistencias calientan una determinada parte de ese espacio con objeto de transmitir el calor a los recipientes y utensilios de cocina, díganse ollas, sartenes, cacerolas, etc donde preparamos los alimentos para ser consumidos.

Veamos las diferentes opciones que podemos encontrar:

  1. La vitrocerámica pura y dura, es una placa fabricada en una mezcla de varios componentes entre ellos el hierro y que se inserta en la encimera y bajo la campana extractora. Dispone de unas resistencias que se focalizan en la zona delimitada para ello agregando calor sólo a la misma y dejando sin calentar las zonas restantes. Son muy estéticas, ocupan poco, fáciles de limpiar y con capacidad para elegir la intensidad del calor a transmitir. Eso sí, son más caras que otras opciones y suponen un mayor gasto eléctrico.
  2. Vitrocerámica de inducción: podríamos decir que la versión modernizada y perfeccionada de la anterior. Similar en diseño y formato, usan para funcionar ondas magnéticas que impiden que nos quememos a pesar de estar encendidas si no detecta el recipiente sobre la zona. Son más caras a la hora de adquirirlas pero consumen menos y son más eficientes.
  3. Vitrocerámicas a gas: que aunque parezca que es cosa del pasado, aún existen y con formatos muy avanzados y perfeccionados. Para los amantes de cocinar con gas como antaño funcionan gracias al gas butano.
  4. Vitrocerámicas halógenas: son poco habituales y menos demandadas y se fabrican con fuegos halógenos que requieren un importante aporte eléctrico. Son poco habituales en España.

Lo que sí tenemos claro en Quivir Cocinas es que existe una gran variedad de marcas, modelos y tipos de vitrocerámica y que estamos totalmente seguros que siempre encontraremos aquel que conecte con tus necesidades , gustos y preferencias.