¿Cómo puedo agrandar mi cocina?

¿Cómo puedo agrandar mi cocina? - Cocinas Quivir

«Lo tengo claro, necesito agrandar mi cocina«. Esta frase se repite de forma sistemática todas las semanas en las visitas y consultas que recibimos por parte de nuestros clientes en Quivir Cocinas.

Cierto que en las revistas, las redes sociales, en el cine, la televisión… las cocinas que se nos presentan son casi siempre unos espacios amplios, nuevos, luminosos, multifuncionales, con una estética ejemplar y envidiable, pero…¿es esa la realidad entre la gran mayoría de nosotros?

Podríamos decir casi sin equivocarnos que no. La tónica general de las nuevas construcciones conlleva una merma de metros en muchas estancias de la casa y la cocina no suele ser una excepción.

En ocasiones, hay quienes prescinden de una habitación de la vivienda para anexionarla a la cocina y conseguir ese espacio amplio que tanto nos gusta.

¿Pero…qué se puede hacer entonces si yo quiero conseguir agrandar mi cocina y no puedo hacer reforma para ello?. Desde Quivir Cocinas te damos algunos consejos orientados a amortiza y rentabilizar al máximo el espacio.

Conseguir agrandar mi cocina: todo consiste en ser práctico e ingenioso.

Estamos de acuerdo en que no podemos hacer reforma con la opción de introducir a nuestra cocina ninguna habitación contigua, es decir, con una serie de mejoras leves sobre lo que ya tenemos, buscamos encontrar esa ganancia de espacio que tanto demandamos.

1.- Dar sensación de amplitud: puede que nuestros muebles sean muy oscuros, algunas veces incluyendo hasta la encimera. Cambiar los muebles por otros más claros otorgaría a la cocina una visión más luminosa, que daría una mayor sensación de amplitud. Si tampoco podemos cambiar muebles porque el presupuesto es muy ajustado, algunas pinturas para muebles de cocina son una opción muy apropiada si se aplican correctamente y con habilidad.

2.- Comer en la cocina: es el deseo de muchos de nuestros clientes pero las dimensiones de una mesa dejarían zonas de la cocina taponadas y con dificultad de tránsito. Por ello, una mesa y sillas plegables es una buena opción, pudiéndose ocultar tras una puerta o en algún armario. Cierto que supone montar y desmontar diariamente, pero por contra ofrecen la comodidad de comer en la cocina, con todo a mano y sin ensuciar otras estancias.

3.- Las paredes: grandes aliadas: En ocasiones desperdiciamos tramos de pared que podríamos usar para almacenamiento. No consiste en llenarlo todo de muebles, no. Precisamente queremos dar sensación de amplitud. Pero algunas repisas, colgadores de utensilios, pequeñas vitrinas, dan mucho juego y nos ayudan a descongestionar otras zonas saturadas de enseres.

4.- Dar más luz: Si la luz natural es suficiente debemos tener un sistema de cortinas o estores que eviten el sol pero dejen entrar la claridad. Si por contra esta es deficiente, lo más aconsejable es disponer de luz artificial blanca y potente que de vida a nuestra cocina y la haga más amplia a simple vista.

5.- Usar las terrazas lavadero: puede que tengamos anexa a la cocina una terraza lavadero. En ocasiones son muy pequeñas y están llenas de trastos. Es muy recomendable sacar la lavadora, e incluso la secadora que se puede disponer sobre la primera, a esta terraza lavadero y dejar un espacio importantísimo disponible en el interior de nuestra cocina.

Seguro que desde Quivir Cocinas podemos dar respuesta a tu llamamiento de «necesito agrandar mi cocina«, tanto si puedes hacer obra como si no.